Solucionar sus deudas en la tarjeta de credito

El uso de las tarjetas de crédito es tremendamente habitual, sin duda estamos hablando de una herramienta útil que nos permite mayor flexibilidad en la gestión de nuestra economia.Pero cuando esta flexibilidad es mal administrada, podemos acabar cargando con una gran deuda en nuestra tarjeta que lastre totalmente nuestro presupuesto, con una deuda importante acumulada y los intereses cercanos al 21 o 22 % que suelen conllevar la tarjeta, esto puede afectarnos, no en el  campo de lo monetario, s no que puede acarrearnos algo de estrés y que incluso se resientan nuestra salud y nuestras relaciones.De ser posible, si vemos que este tipo de deudas nos acucian es pedir ayuda a familiares y amigos o, de ser el caso acudir a un profesional que nos pueda ayudar con estos problemas.Si acude a un experto, este posiblemente le aconseje una de estas tres opciones:

deudas tarjetas de credito

1: bancarrota: Estamos ante la más radical de la soluciones y solo aconsejable en caso de no existir otras soluciones. Se trata de empezar un proceso judicial por el cual se borraran sus cuentas o se establecerá un plan de pagos para sus cuentas, todo dictaminado por un juez. como ya le decíamos no es aconsejable mas que tras agotar otras opciones pues esta orden quedará registrada en su historial y le resultará tremendamente difícil( cuando no imposible) poder solicitar un préstamo de cualquier tipo durante muchos años, por lo menos 10 años y tenga en cuenta que le podrán preguntar por este suceso durante toda su vida.

2. Consolidación de deudas: en el caso que tengamos muchas deudas diferentes tenemos la opción de unir todas estas deudas en un solo préstamo, que podemos conseguir a un bajo interés. Pongamos que por ejemplo tiene usted ya una hipoteca y además mucho saldo pendiente en su tarjeta de crédito, el interés de la tarjeta es muchísimo más elevado que en una hipoteca, por lo que usted paga menos en este concepto, además de poder alargar el periodo de amortización a todo el tiempo que dure la deuda.

Incluso en caso de no haber préstamo hipotecario existen muchas empresas que ofrecer reunificación de prestamos a un bajo interés y en un plazo de devolución de 5 años.
La clave es este tipo de acuerdos es reducir la cuota que paga cada mes para poder así hacerle frente,aunque por lo general, al alargar el periodo de amortización, nos suele salir más caro a la larga. Afecta nuestro historial crediticio durante unos años, aunque no es ni mucho menos, tan grave como el caso de una bancarrota.

negociar deudas

3. Negociar las Deudas

Esta es una opción bastante más agresiva que la anterior, y consiste en llevar a cabo una negociación con su entidad bancaria intentando que usted tenga que pagar menos dinero del que les debe. Para hacer eso debe acudir ineludiblemente a una empresa especializada y acreditada para hacer tales negociaciones. Con este tipo de empresas puede esperar conseguir un ahorro de entorno a un 50% .

Evidentemente esta opción no agrada mucho a los bancos así que su historial crediticio se resentir por unos 3 o 4 años´, sin embargo se obtiene un mayor ahorro que si recurrimos a una consolidación de deudas,aunque su tramitación suele conllevar unos meses de tramites en los que su deuda permanecerá igual.

Aquí le hemos ofrecido posible soluciones a las deudas acumulada en su tarjeta de crédito. Sin embargo le sugerimos acudir a un profesional que le pueda aconsejar de forma personalizada y le pueda guiar en cual es la opción más adecuada a sus necesidades.