Reunificación de deudas

En muchas ocasiones a las personas o familias de les acaban juntando cuotas de la hipoteca, el coche, la tarjeta de crédito y otros prestamos personales que hayan pedido con anterioridad

Ante el aumento de estos gastos y ante un problema económico no previsto o una subida del interés puede hacer que tengamos que plantearnos una re unificación de deudas. La mitad de las familias españolas tienen problemas para llegar a fin de mes, no solo por el encarecimiento exagerado de los prestamos de vivienda si no por la suma de los prestamos a devolver.

En estos casos una buena opción es reunificar las deudas,reduciendo así las cuotas a las que deben enfrentarse mensualmente. Lo que se hace en este tipo de acciones es recoger todos los prestamos y créditos en un solo préstamo, el hipotecario, que tiene un interés menor y alargar el periodo de amortización de dicho préstamo: puede ser una buena opción en caso de apuro, recortes de ingresos o graves apuros económicos, pero hay que tener muy presente que, aunque paguemos menos cada mes, la cantidad que devolvamos en total al acabar de pagar el préstamo será bastante más elevada que pagar cada crédito por separado.

Sin embargo tenemos la enorme ventaja de poder unificar prestamos por los que pagamos hasta un 20% de interés en prestamos hipotecarios por los que pagamos un 3 o 4%, en estos casos los ahorros son enormes y hay que tener en cuenta que reunificando la deuda nuestra cuota mensual se puede reducir entre un 30 y un 50%, lo que nos va a permitir devolver el préstamo con mayor facilidad.

Hasta hace poco este tipo de actividades solo los llevaban a cabo los llamados “brokers financieros”, que se encargaban de buscar en el mercado bancario los prestamos que más se adaptasen a las necesidades del cliente, de hecho hace unos años estas empresas experimentaron un enorme auge hasta la llegada de la crisis inmobiliaria. Sin embargo la situación esta cambiando y las entidades bancarias muestran cada vez un mayor interés en este tipo de productos financieros.

Sin embargo hay que hacer caso a las advertencias que se dan desde importantes foros económicos no vaya a fomentar este tipo de prestamos a un mayor consumismo, haciendo que nunca acabemos de pagar un piso por el que hemos pagado sobradamente por que nos pagamos esas estupendas vacaciones y esos caprichos y nos acabamos condenando a pagar una hipoteca de por vida.

Con este tipo de servicios podemos cancelar todos nuestros prestamos y créditos que tengan un interés elevado,un 9,20,22 % por un tipo de interés más bajo, el que conste en nuestro préstamo hipotecario y el periodo de devolución se alarga conforma este periodo hipotecario, con lo que la cuota mensual se reduce notablemente, pero aumenta el tiempo de endeudamiento.

Así que antes de pedir uno de estos prestamos asegúrese que se informa bien del servicio que va a contratar  antes de firmar nada.
Por ejemplo tenga en cuenta que por una reunificación de deudas le puede cobrar una comisión de hasta el 3% al asesor, para posteriormente firmar con la entidad financiera que le proporciona su nueva hipoteca.